My Unfinished Story [Versión Español]

Mi historia inacabada

¡Es importante que tus lectores te conozcan!

 

Shirley es un placer conocerte!

18034342_1894504147461293_2290165923070280466_n

Lucho por definir mí ser, mi lenguaje—por el mero hecho de que no me gustan las etiquetas, los títulos, cajitas con marcas de verificación, cualquier cosa que me ubique en una categoría. Me gusta pensar que:

Soy una obra de arte viajando por la vida. –Miss Roots

¿Te preguntas de dónde viene el nombre Roots?

Bueno, en el libro Eat, Pray, Love escrito por Elizabeth Gilbert, el personaje principal se le pidió que describiera  su ser, en una palabra. Entonces, comencé a viajar a lo profundo de mi ser hasta que la palabra Roots (raíces) se hiso presente en mi mente y mi corazón. Roots es una palabra que continúa creciendo en mí, por lo que realmente creo que existe un impacto espiritual que recibimos al conocer nuestra palabra. Porque es una palabra que te identifica. Verdaderamente es un viaje profundo. ¿Cuál es tu palabra?

Corto Resumen

Nací el martes 21 de febrero de 1989 en Springfield, Massachusetts, pero viví en Puerto Rico hasta que tuve unos cuatro añitos. Mis padres son de Guayama, Puerto Rico. Mi madre, Virgen S. Rodríguez, hizo su bachillerato en educación y consiguió su segundo trabajo como maestra en Holyoke, Massachusetts, así que hicimos las maletas y vivimos en MA hasta que tuve catorce años. Mi madre fue diagnosticada con cáncer – etapa IV cuando yo tenía doce años y falleció el 20 de junio de 2003. Mi padre, José F. Rodríguez, pensó que lo mejor para mi hermano y yo, era regresar a Puerto Rico y estar junto con la familia. Y realmente fue la mejor opción, aunque lo admito, no quería mudarme. Todo se estaba moviendo muy rápido.

Me gradué de la escuela secundaria Francisco A. García Boyrié, conocida como Costa Azul. La mejor escuela en Guayama. Cumplí dieciocho años en mi último año en la high, así que decidí ser la primera en la familia en enlistarme en el Ejército de los Estados Unidos, donde serví como soldado por casi siete años. Me enamoré de un chico joven llamado Rubén, me casé con él a mis veintitrés. Divorciada a los veintisiete. Nuestra separación fue lo que me inspiró a irme de mochilera por el mundo en 2016. Pensé que lo mejor era perderme y buscar sanación interior y el amor propio. No he vuelto a casa desde entonces. Solo para visitar a mi familia.

Snapchat-616118030

Dulce Resumen Extenso

Nunca pude celebrar mi Quinceañero, pero tuve la madre más genial de la historia. ¡Súper creativa! Ella me hizo creer que existía tal cosa como un Diezañero en Puerto Rico, que es como un Quinceañero, pero en cambio tienes diez años, y por supuesto eres virgen, ¡ja! A veces creo que soy la única, o una de las primeras puertorriqueñas en haber celebrado un Diezañero en las mismas formas tradicionales de un Quinceañero. Es como si mi madre supiera que ella no me iba a durar mucho, así que hizo todo lo que pudo para mostrarme cuánto me amaba. Esa mujer siempre siguió su corazón. Me parezco mucho a ella, y para mí es un gran honor.

DSC00940

Fui dotada con todos los talentos artísticos de mi madre. Así que, gracias a ella comencé a bailar a los seis añitos. Comencé a bailar en Griselle’s Private Dance School of Arts, en Springfield, Massachusetts. Ser parte del equipo de baile me dio la oportunidad de bailar en el desfile Nacional de Puerto Rico en Nueva York.

Griselle me enseñó a mover mi cuerpo a nuestros ritmos latinos. Me acuerdo de que ella se sacaba las tetas y las sacudía diciendo: “¡Muevan esas tetas sin miedo, que yo tengo más que ustedes y que mira como las muevo!” ¡jajaja! La mejor maestra de baile. Lo juro.

Luego comencé a tomar clases de baile en Kathy’s Dance Studio, donde aprendí los elementos y principios básicos del baile, por ejemplo, el jazz. Igualmente tomé clases de acrobacia, y eso sí que igualmente me encantaba. Kathy’s Dance Studio, es el lugar donde descubrí que yo era una chica de jazz y no de balé. En ese momento, sentí que el balé era muy “femenino” para mí.

Mi madre fue una de las mejores batuteras en Guayama, PR – hasta manejaba las batutas con fuego. No todas sabían hacer eso. ¡Ojalá yo pudiera!

m

Mi madre decidió realizar uno de sus sueños y formar el primer grupo de Batuteras de Holyoke, MA, y entrenar a chicas jóvenes como yo. El grupo se llamaba Las Batuteras Rainbow Bright. La verdad que ser batutera me hizo tan feliz y me abrió muchas puertas. Yo era la top batutera del grupo, y lo digo con orgullo y honor porque lo heredé de mi maestra, pero eso no quiere decir que yo era la única buena. Al contrario, estaba mi primita Frances y mi mejor amiga Sahira, Neisha, Jennifer y Eliane, ¡éramos unas monstruas con la batuta! Llegamos a participar en muchos desfiles y competencias. Alguna de nosotras incluso audicionamos para ser parte del Orange Bowl Hafltime Show en Florida ¡y lo logramos! Americas Orange Bowl Half time show. Tremenda experiencia.

This slideshow requires JavaScript.

Cuando mi madre se enfermó, me hice a cargo -junto con mi tía – del grupo. A mis doce años, coreografié una rutina para el grupo con la canción La Copa de la Vida por Ricky Martin, el cual nos ganó algunos trofeos y una última sonrisa.

Como comprenderás, mi madre era mi motivación constante y cuando falleció, no pude encontrar la inspiración para seguir bailando.

Descansa en paz Mamá

Continuando la historia.

Fui la primera en mi familia en enlistar en el ejercito de los Estados Unidos. Siempre quise ser una ‘badass bitch’ en uniforme. En serio, pero también necesitaba independizarme y poder pagar mis estudios universitarios. Fui soldado por casi siete años. Yo quería continuar, tenía planeando re-enlistar, pero llegué a un punto en el cual físicamente no pude cumplir con mis deberes como soldado, por lo tanto, me enviaron a un comité de evaluación médica. Dos meses antes de cumplir mis veinticinco años, fui retirada médicamente con una compensación por discapacidad. Me siento muy afortunada.

Conocí a mi exmarido durante un entrenamiento en Ceiba, Puerto Rico – éramos parte del mismo Batallón. Yo llevaba cuatro años en el ejército, él estaba recién salido del horno. Finalmente, me paso de rango. Siempre estuve muy orgullosa de él como soldado.  Verdaderamente algún tipo de amor a primera vista. Podría decir que tuvimos un matrimonio muy bonito, no tuvimos hijos, una perra (Siberian Husky) llamada Alaska.  Nuestra separación fue trágica. Uno por el cual estoy agradecida por todo lo que me trajo en el después.

¡Salud por nuestro pasado, mi antiguo amor!

IMG_20131202_235638

Hay algo importante que quiero que sepas sobre Shirley.

IMG_20150609_181142

Si tuviera que señalar el comienzo de este viaje en la cual he estado navegando desde 2015, diría Fibro-fucking-mialgia. Perdóname. Fibromialgia. La enfermedad que milagrosamente me devolvió a la vida y aún trata de lentamente quitármela a diario. ¡Pero lo llevo agarrado por las bolas!

La fibromialgia ha sido mi batalla más difícil. Es un tema muy extenso, por lo que en esta publicación lo mantendré corto. Sé que, en algún momento, escribiré más sobre el tema, con la intención de inspirar y generar conciencia sobre la salud y las cosas que yo he aprendido debido a lo que he vivido. Igualmente, compartir toda la información que me ha ayudado a lentamente matar esta dolorosa enfermedad y poco a poco lograr sanación. Y que quede claro – sin ningún tipo de ayuda médica.

Me diagnosticaron a mis veintitrés años. Para ese tiempo, la Fibromialgia era un nombre que los médicos prácticamente sacaron de la basura por el hecho de no poder identificar la condición crónica y compleja que causa dolores y un agotamiento profundo en el cuerpo. Yo tenía demasiados de síntomas, por tal razón, mi Reumatóloga no pudo encontrar una forma de diagnosticarme. Tuve cambios en mi pigmentación, tuve signos de Lupus, fatiga, cansancio, depresión, espasmo e inflamación crónicos, Síndrome del Intestino Irritable, calambres menstruales dolorosos e incluso cambios en mi visión. En otras palabras, mi cuerpo se rindió por completo hasta el punto extremo donde subir las escaleras era doloroso, correr y caminar era doloroso, estar de pies o sentada durante más de treinta minutos era doloroso. Dolor, dolor, dolor, fucking depresión, era en el hoyo donde me encontraba. Pregúntale a mi exmarido, ese hombre vio y vivió lo peor de mí. ¿Y qué encontraron en todos los MRI y los Rayos X? Nada. ¡Era como si me lo estuviera inventando todo!

Los médicos solo sugieren analgésicos y antiinflamatorios. Gracioso, ¿verdad? Pienso que la mayoría de los médicos hoy en día están tan desconectados del cuerpo humano. Solo hubo una doctora, entre muchos, no recuerdo su nombre, pero ella fue la que me abrió los ojos a la medicina natural y alternativas. Ella trabajaba en The Portsmouth Naval Shipyard en Nuevo Hampshire.

Recuerdo el día en que ella me dijo: ‘Shirley, la verdad es que lo único que podemos ofrecerte son analgésicos y medicamentos antiinflamatorios. Lo que necesitas es un cambio de estilo de vida’.

Comenzó a hablarme de su amiga que probó la dieta Paleo.  Las palabras de mi doctora fue lo que me empujó a mirar más allá en mi salud. Comencé a leer y buscar mucha información. ¡Probé la dieta Paleo por un tiempo, y me ayudo un montón! Redujo muchos de mis síntomas, pero eso no fue suficiente. Un día, no recuerdo el día específicamente, pero fue en noviembre del 2015, al despertarme dije ‘¡fuck this! Me voy a toa’. “Entonces, fui y compré un exprimidor de vegetales, fui al supermercado y compré muchos vegetales, específicamente zanahorias, remolachas, manzanas, jengibre y pepino. Ajustar mi cuerpo a una dieta líquida fue muy desafiante, pero lo hice 100% durante una semana y perdí 7 libras. Entonces, intenté una segunda semana y lo mezclé con batidos de frutas y perdí otras 7 libras. Pero me di cuenta de que no solo estaba perdiendo peso, ¡mi cuerpo se estaba desintoxicando! Los dolores y los síntomas como la fatiga estaban disminuyendo. Así que continúe la dieta y suavemente comencé a añadir comidas sólidas y saludables. Aún continuo con el estilo de vida.

Yo pienso, que si le vas a meter mano a algo, entonces debes de lanzarte el 100% – mente cuerpo y alma.

La fibromialgia me introdujo al yoga y el yoga es lo que me devolvió a la vida. Han pasado seis años desde que me diagnosticaron. Pasé de sentirme como si me estuviera muriendo, a un renacimiento completo. A veces, me miro en el espejo y todavía no puedo creer la mujer que veo. Puedo escalar montañas de nuevo, puedo bailar y correr millas; incluso me siento más fuerte que en mis años pasado como soldado.

Estoy como un 85% mejor. Aún me siento destrozada por dentro y mi mayor lucha es cuando bailo porque al día siguiente mi cuerpo se trinca y me siento como una vieja. Mi cuerpo todavía necesita mucho descanso y constante estiramiento. Soy como una taza de té rota que fue pegada de nuevo, pero funciona.  Como un auto viejo que sigues arreglando porque vale la pena. Todavía continúo luchando contra la fibromialgia y luchando para alcanzar la completa sanación, (si es que es posible).

Ya no hago comidas Paleo porque esta experiencia me ha enseñado a escuchar y aprender cómo funciona mi cuerpo y el cuerpo humano, Así que, a base de mucha información, he logrado encontrar mi propio equilibrio con la comida. Soy consciente de que el cuerpo es como una planta muy delicada pero fuerte. Tiendo a comer muchas comidas vegetarianas y veganas, y beber solo agua y, por supuesto, el vino no puede faltar. Pero como mencioné al principio, no me gustan las etiquetas porque para mí todo es cuestión de tener balance.

¡Completando toda esta maravillosa información sobre mí! Me gradué de la universidad durante el mismo tiempo de mi separación con Rubén, no tengo idea de cómo lo logré, pero lo hice. Pude terminar mi grado asociado en Artes Liberales en Escritura.  Por varios meses, ahorré lo más que pude, dejé mi trabajo en la pizzería y pasé el verano de 2016 con mi mejor amiga y mi perra Alaska en Houston, Texas. Compré un boleto de ida a Europa, y el 1 de noviembre comencé el viaje. Oye, si hay una etiqueta que me haga sentir bien, llámame peregrina. Es la raíz de mi ser.

me

Gracias. Yo quería que me conocieras. Thank You. 

 

Con mucho amor,

Miss S. Roots♥

 

Published by Miss Shirley Roots

A Peregrina from Guayama, Puerto Rico and Holyoke, Massachusetts - traveling the world. One stamp at a time.

4 thoughts on “My Unfinished Story [Versión Español]

  1. Yo sabía alguna parte de la historia de tú vida, pero me empapaste más… Me da mucho gusto saber que estás mejor y estás haciendo algo que te llena el alma (eso es sumamente importante). Yo sé que Dios te acompaña en cada paso que das. Continúa en esa aventura y sigue tu corazón siempre. Recuerda que aunque no hablemos a menudo te quiero montones y siempre te deseo lo mejor. Love you always! 😘

    Like

  2. Un placer conocerte. Besos. Lola. Úbeda. Yo soy un peregrino , pero no soy normal. Si me dices “buen camino..” te espero en Úbeda .

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: